J&G

Algunas bodas combinan una pareja encantadora con unos invitados increíbles y ésta fue una de ellas. J y G son una bonita pareja de Manchester (Reino Unido) que buscaba celebrar su boda en una finca en las montañas de Malloca.

Primero, la ceremonia religiosa se celebró en la bella iglesia de Santa Eulalia. Construida en el siglo X, es la más antigua de Mallorca. Por ello es un lugar único y romántico.

La recepción se celebró en una espectacular finca en la Sierra de Tramuntana. Por lo tanto, fue el lugar perfecto para combinar estilo rústico con elegancia.

En prime lugar, los aperitivos se sirvieron junto a la piscina. Más tarde la deliciosa cena, bajo las estrellas en el jardín.

Finalmente, la fiesta empezó con sorpresas. Una charanga animó a todos los invitados a cantar y bailar, y los acompañó hasta la discoteca, donde siguió una fiesta inolvidable. Además de la banda, la familia y los amigos se fueron turnando en el escenario tocando, cantando y animando la fiesta.

Una noche única para el recuerdo.